POOL FICTION, or not...

Read the latest news and stories.

Gerard Camp

Cuando lo importante se expresa alrededor de una mesa de billar, por Gerard Camp

Gerard Camp
Diagnóstico billarístico

Cuando lo importante se expresa alrededor de una mesa de billar, por Gerard Camp

Hace unos días propusimos a nuestros seguidores que nos enviaran algunos textos con sus vivencias relacionadas con el mundo del billar para publicarlas en POOL FICTION, or not… Gerard Camp, amante del Pool desde los años 80 y co-propietario de L’Endroit y Presidente de AMOBA, un Bar musical de Mollet, ha sido uno de los primeros en enviarnos su texto. ¿Quieres conocer su historia? 

Cuando lo importante se expresa alrededor de una mesa de billar, por Gerard Camp

En todos estos años organizando campeonatos, me quedo con las anécdotas que muestran la nobleza y el fair-play, sin alejarse de la competitividad ni de la lucha necesaria para obtener el triunfo. Esta actitud propia de los caballeros es la que me maravilla: la que le da más mérito al vencedor y agranda a quien ha perdido.

Alrededor de una mesa de billar se manifiestan las personalidades de cada cual. Es como el juego de la vida dentro de un rectángulo.

El billarista suele comportarse jugando como lo haría en cualquier momento de su existencia. Así que, observando previamente, uno podría prever qué hará cuando se acerque a la mesa.

Con los años aprendes a diferenciar a los buenos de los grandes. Mientras los primeros solo se preocupan por ganar, los otros van más allá, dejando huella. Y esto se consigue en el cómo se produce la victoria y en el impacto que dejan en los que hemos tenido la suerte de disfrutarlos.

He visto jugadores buenísimos que se hundían en el peor momento porque habían fallado una bola clave, porque el rival les había limpiado la mesa sin dejarles tirar o bien notarlos que están fuera de la partida porque hay algo que los preocupa siendo ajeno al juego.

La fortaleza mental es básica para poder ser uno de los grandes.

Normalmente, la práctica, el espíritu de superación y fijarse en los errores propios hacen que uno mejore su juego. También hay jugadores con un punto de bola excepcional y una claridad en ver la estrategia innatas. Pero a estas habilidades les hace falta trabajo (o sea, entreno) para convertirse en efectivas.

Las 2 anécdotas de Gerard Camp

De las muchas experiencias positivas vividas, recuerdo especialmente dos. Una vivida en nuestro Open Cataluña y la otra en la Liga de AMOBA.

La anécdota de la Open Cataluña

Se jugaba la 4º edición de nuestro open. Uno de los favoritos queda eliminado y después de haber permitido el «reenganche» a 4 jugadores, viendo que aún quedaba una plaza libre, se le permite entrar.

El resultado es que este excepcional billarista se planta en la final contra el rival que unas rondas antes la había eliminado. En la final, entre dos de los grandes, el favorito se impone rotundamente.

En la entrega de trofeos, y posteriormente en las redes, las críticas por la decisión de permitir el reenganche fueron durísimas. Intervine dando explicaciones y pidiendo disculpas públicamente alegando las razones por las que se había tomado la decisión. 

No parecía que éstas fueran bien recibidas hasta que el comentario del perjudicado hizo rebajar el tono de los más críticos: «No hay nada que decir cuando no te dejan tirar. El organizador no es el responsable del resultado «. Me sentí aliviado. La persona que tenía más razones para criticarme, no solo no lo hacía sino que me eximía de toda responsabilidad.

Y para acabar con todo el run run, un comentario favorable de otro de los grandes, Víctor Tàpies, explicando que el reenganche se permite en la alta competición, siempre y cuando se explique en la inscripción. Y destacando nuestra labor como organizadores, hizo cerrar la polémica.

Nunca olvidaré aquel Open. Disfrutamos de un juego espectacular del campeón, Quim Reyes. Aprendí del error y, sobre todo, siempre recordaré el noble gesto de Jose Castillo. Otro de los grandes, mostrando su grandeza personal.

La anécdota de la Liga de AMOBA

La otra anécdota para destacar se produjo en nuestra Liga hace 2 años. Fue en los cuartos del Playoff por el Mejor Jugador de Segunda. Iban a comenzar el enfrentamiento, cuando avisaron al jugador favorito que su hija se había hecho daño.

El nivel por este lado del cuadrante era más fácil para acceder a la gran preciada final, donde se jugaban un premio económico importante y trofeo. Se iba a jugar la semana siguiente junto con la Final de Equipos de Segunda. El jugador favorito fue dando por perdido el encuentro. Al instante, el rival, Lolo Martínez, se dirigió a mí y me dijo: «No quiero ganar así, citarnos para otro día y jugaremos.»

No fue difícil aceptar su petición y decidimos aplazar el enfrentamiento. El partido se decantó, como era de esperar por el italo intriago (favorito) que terminó llevándose la final. El detalle del Lolo Martínez fue de agradecer por el campeón y una lección de nobleza por todos.

Y finalmente, como experiencia relevante, la cena que hacemos cuando acaba el Open. Es un momento mágico, te sientes muy feliz. Un grupo de amigos luchando durante 4 días (algunos durante meses) de manera altruista con un objetivo común. La sensación de satisfacción después de conseguir este hito es impagable y hace que los lazos de amistad entre todos los que lo hacen posible se fortalezcan año tras año. Las grandes personas conocidas durante estos años organizando, son lo más importante que he vivido alrededor de una mesa de billar.

Gerard Camp

¿Quieres saber más sobre Gerard Camp? Como David Serrano, él también se atrevió a responder nuestro cuestionario rápido:

  • ¿Edad? 52 años.
  • ¿Jugador favorito? Efren Reyes, porque además de ser el mejor es el más sencillo y humilde. 
  • ¿Hobbies? Ajedrecista desde mi niñez (llegó a tener una puntuación de “2000 ELO”) y jugador aficionado de Pool desde mi adolescencia.  
  • Háblanos de L’Endroit. Regento, junto a mi hermano, el negocio familiar, L’Endroit, un Pub de Mollet del Vallés que tiene sus puertas abiertas desde el año 1981 y de donde proviene mi afición por el pool. A principios de los 80 comenzamos a organizar torneos en L’Endroit y, con ellos, se generó también la afición por el juego en Mollet. A día de hoy ya vamos por la edición número 106 de torneos individuales jugados aquí. 

En el año 2002 creamos la Lliga Molletana Inter-locals que en 2013 pasó a llamarse AMOBA para organizar un campeonato por equipos con la idea de hacerlo con locales de cercanía. Se empezó con 3 locales y 6 equipos y en la actualidad la liga reúne a 11 locales con 23 equipos y 150 jugadores. 

En 2010 con AMOBA comenzamos a organizar un Open individual de Bola 8. Se da cita la primera semana de julio y en un inicio se jugó con 64 participantes y en la actualidad contamos con casi 200 jugadores cada año.

Y aunque Gerard es muy modesto, yo, Martin Blue, sí puedo afirmar que este Open es en la actualidad el más grande de Cataluña y uno de los más grandes a nivel nacional. Gerard, Un placer haber leído tus historias billarísticas y encantado de que las hayas compartido con nuestros lectores.

Share:

You may also like

Comments

No Comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Abrir chat